Proyecto Un Nuevo Comienzo

Grupo de apoyo para mujeres que han atravesado violencia de género en el contexto de la pareja

Por medio de este proyecto, se espera contribuir a la evidencia existente en el Ecuador sobre el impacto y la implementación de programas de acompañamiento psicosocial para mujeres en situación de vulnerabilidad. También se espera que la intervención tenga un impacto positivo en la autonomía y salud mental de las mujeres de los grupos de apoyo.

Objetivo General

Implementar grupos de apoyo para mujeres que han vivido violencia de género en el contexto de la pareja y que han tenido orientación judicial o mantienen procesos judiciales actualmente en la Clínica Jurídica de la USFQ.

Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

3. Salud y bienestar


3. Salud y bienestar

Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades

Carreras Líder
Justificación del Proyecto

A nivel mundial, se estima que 1 de cada 3 mujeres ha experimentado abuso físico o sexual por lo menos una vez en su vida en diferentes contextos. La mayoría de veces, la violencia es perpetrada por la pareja según las Naciones Unidas. En el 2018, se encontró que 1 de cada 7 mujeres sufre de algún tipo de abuso en el contexto de la pareja (13% de mujeres de 15 a 49). Desde que comenzó la crisis sanitaria en 2019 el porcentaje de mujeres que sufren de violencia en el contexto de la pareja ha incrementado significativamente debido al aislamiento, las restricciones de movimiento y la inestabilidad económica, todos ellos factores de riesgo que incrementan el nivel de vulnerabilidad de las víctimas y aumentan el nivel de control de los agresores sobre sus parejas.

Las consecuencias más comunes para la salud mental de las víctimas de violencia de género incluyen trastorno de depresión, trastorno de ansiedad, trastorno de estrés postraumático y suicidio; sin embargo, al tomar en cuenta la salud global de las mujeres, el impacto es mayor e incluye embarazos no deseados, abortos, enfermedades de transmisión sexual o VIH. 

La evidencia ha demostrado que los grupos de apoyo son beneficiosos en muchos aspectos, pues ofrecen un espacio seguro para que los participantes compartan sus experiencias y aprendan de otros sin ser juzgados. Además, atienden a diversas necesidades psicosociales, promueven la autoestima, la autonomía y fortalecen las redes de apoyo y solidaridad.

Beneficiarios del Proyecto

Los grupos de apoyo estarán conformados por mujeres y/o mujeres trans adultas (mayores de 18 años) que han iniciado procesos legales para denunciar a sus parejas por cargos relacionados con violencia de género. Los grupos están abiertos a mujeres cuyos casos estén siendo procesados por la Clínica Jurídica de la USFQ, independientemente de su etnia, nivel académico y nivel socioeconómico. Se espera contar con mujeres que estén separadas y tengan hijos o hijas a su cargo (pero estos factores no se consideran criterios de inclusión). 

Impacto con la Sociedad

Se espera proveer de contención y apoyo a lo largo del proyecto a mujeres en situación de vulnerabilidad que no dispongan con recursos necesarios para acceder a un servicio de salud mental con costos elevados (se les pedirá a las participantes una contribución de $5) . A través de la implementación de estos grupos se espera disminuir la brecha del presupuesto del estado destinado tratamiento de salud mental y poner a disposición de más personas un servicio de calidad basado en evidencia. El proyecto no está enfocado solamente en la disminución de síntomas clínicos sino en la prevención de reincidencias de casos de abuso físico, sexual y psicológico de las participantes, evitando que se involucren nuevamente en relaciones disfuncionales y malsanas.